¿Qué hacer en Córdoba?

 

Heredera de un legado histórico excepcional, Córdoba ofrece a los viajeros rincones de una belleza tan espectacular que no se puede explicar. Hay que vivir la experiencia. Desde los monumentos que no pasan desapercibidos aunque se quisiera, hasta detalles en apariencia pequeños, la que fuera en su día capital de uno de los Califatos más importantes del mundo árabe es hoy un lugar en el que merece la pena perderse. Porque para conocer Córdoba necesitas mucho más que unos días, queremos mostrarte algunas de las rutas seleccionadas, monumentos que debes conocer y otros detalles que te convencerán de que esta no es una ciudad cualquiera. Es una joya con tantas facetas, que conocerla te llevará un largo tiempo.

Puede parecer atrevido decirlo, pero cuando veas cómo son las rutas por Córdoba comprobarás que incluso nos quedamos cortos.

 

Rutas por Córdoba capital

 

Si no tienes mucho tiempo y quieres una primera toma de contacto, lo ideal es centrarse en las rutas por Córdoba capital. Lugares donde estarás deseando perderte.

 

El barrio de la judería, una de las rutas por Córdoba más tradicionales

 

El barrio de la judería

Comensamos con un clásico que ha hecho de Córdoba una de las ciudades del sur de España que más visitantes recibe cualquier día del año. Y es que en ella vivieron en paz y armonía durante mucho tiempo tres culturas: cristianos, musulmanes y judíos. Estos últimos vivían en el barrio que lleva su nombre. El barrio de la judería, una zona llena de rincones extraordinarios, donde cada imagen es una postal.

Pasea por sus calles estrechas y blancas, donde el silencio se rompe algunas veces por la risa de los niños jugando. Allí podrás encontrar ejemplos de arquitectura tradicional, paredes llenas de las tradicionales macetas y alguna que otra escultura, como la estatua de bronce en honor a Maimónides, médico y filósofo que nació en la ciudad, cuyos escritos sentaron las bases de la cultura europea tal y como la conocemos hoy. En este barrio también se encuentra uno de los edificios emblemáticos que ver en Córdoba.

 

La Mezquita de Córdoba

 

La Mezquita de Córdoba

Convertida en catedral durante la reconquista en el siglo XIII, todo el mundo la sigue conociendo como la Mezquita de Córdoba. Seguro que has visto sus arcos en miles de fotografías, pero nada se le parece a poder ver el interior en persona. Para ello, tienes que pasar por el Patio de los Naranjos, que bien merece un alto en el camino para escuchar el murmullo del agua. Y es que los árabes sabían como nadie utilizar las fuentes para crear lugares de recogimiento y descanso.

El monumento lleva en pie más de mil años, durante los cuales se han ido realizando cambios. Actualmente es un ejemplo de fusión entre la decoración inspirada en la religión musulmana y la católica. En total son más de 23 kilómetros cuadrados, que sin duda merecen la pena dedicar unas cuantas horas, mejor si además vas descubriendo su historia.

 

Ruta por los patios cordobeses

 

Ruta por los patios cordobeses

Córdoba es conocida por sus patios. Todo un orgullo para sus vecinos, que se esmeran por tener en perfectas condiciones y abiertos para quienes quieren pasar a verlos. De hecho, los patios cordobeses han sido declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Y es que parte la de historia de Córdoba se ha forjado en estos patios. Los geranios cultivados en macetas azules, destacando sobre las paredes de un blanco inmaculado son todo un espectáculo que no puedes dejar de ver.

Si quieres disfrutar de esta ruta por Córdoba capital en su mejor momento, el mes de mayo es el adecuado. Aunque algunos patios están abiertos durante todo el año. Incluso puede que si entablas amistad con algún otro vecino, puedas entrar a ver alguno que no suele estar disponible para el público. Podrás saber el motivo de que las macetas sean tradicionalmente azules, que hay una diferencia de temperatura importante respecto a la calle y otras curiosidades.

 

Rutas gastronómicas

 

rutas de gastronomía cordobesa

Si hablamos de este tipo de rutas Córdoba tiene tantas que es difícil elegir solo una. Por eso hablamos de rutas de gastronomía cordobesa, y no solo en singular.

Uno de los platos más clásicos es el salmorejo, que podrás disfrutar prácticamente en cualquier taberna, bar o restaurante. Algunos de estos hacen sus propias versiones, con toques de sabor diferentes y tropezones diferentes. Incluso hay locales especializados únicamente en servir este plato, para que te hagas una idea de la importancia que tiene en la gastronomía típica de la ciudad.

Otro de los platos típicos de Córdoba, aunque también lo es de toda España, es la tortilla de patatas. En un pequeño bar que se puede encontrar en la judería verás que siempre hay una cola importante para entrar. Se trata de un establecimiento donde elaboran tortillas de papatas con ¡2 docenas de huevos! Lo normal es salir de tapas y parar allí, pedir un poco de tortilla y una buena cerveza del sur, para recorrer las calles del barrio disfrutando de este manjar.

En la plaza de la Corredera puedes hacer una ruta gastronómica casi sin moverte. Tienes un montón de bares que sirven platos típicos, como los flamenquines, en formato tapa para que puedas probar más de uno.

 

Ruta por las puertas y murallas

 

Ruta por las puertas y murallas

En el interio de Córdoba se mantienen intactos los vestigios de la antigua ciudad. Por eso, se puede organizar una ruta para visitar las puertas que daban paso a quienes querían entrar en ella en tiempos pasados, así como tramos de muralla, arcos y torres de vigilancia. Cada uno de los puntos tiene su propia historia, por lo que conocerlos todos te llevará un tiempo.

 

Monumentos de Córdoba Andalucía

 

Monumentos de Córdoba

Ya hemos hablado de la Mezquita-Catedral, que no puedes perderte por muy corta que sea tu visita. Pero Córdoba tiene muchos otros monumentos dignos de destacar. Estos son los más significativos.

 

El Alcázar de los Reyes Cristianos

 

El Alcázar de los Reyes Cristianos

Tras la reconquista de la ciudad, Alfonso X el Sabio empezó a restaurar el antiguo palacio del Califato, que se encontraba en ruinas. El resultado es un monumento en el que se pueden encontrar vestigios de la época romana, visigoda, árabe y medieval.

La fortaleza ha tenido varios usos. Por eso, posiblemente se puedan encontrar estancias muy distintas entre sí, aunque todas ellas de gran belleza. Los patios y las torres son las zonas que mayor asombro producen.

 

Medina Azahara

 

Medina Azahara

Una ciudad que ordenó construir el primer califa de Córdoba, Abderramán III, para ubicar allí a la corte. Toda rodeada de una muralla que alberga varias terrazas, con materiales de gran riqueza como el mármol de tonos violetas y rojo, gemas y oro, además de trabajos en piedra de auténtico lujo. Hoy la ciudad está en ruinas, fruto de los ataques que sufrió sobre todo después de la muerte de su primer gobernante.

 

Templo Romano

 

Templo Romano

Aunque destacan sobre todo las construcciones de corte oriental, fruto de los siglos de ocupación por los reinos musulmanes, Córdoba también tiene restos de otras civilizaciones. Al lado del ayuntamiento está el único templo de la época romana que se ha encontrado, consagrado como muchos otros en otros sitios a la figura del emperador. Fue reconstruido parcialmente para que puedas ver cómo era en su época de máximo esplendor.

De esta misma época datan los mausoleos, en los que se ha ubicado un Centro de Interpretación de los ritos funerarios.

Hay muchos otros monumentos que ver en Córdoba. Dependiendo del tiempo que tengas, puedes acercarte al Puente Romano, las Torres de la Malmuerta y la Calahorra o las Caballerizas Reales. También merece la pena pasar por la Sinagoga o el antiguo Hospital, hoy sede de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba.

 

¿Dónde pasear en Córdoba?

 

Si tienes muy poco tiempo y no sabes que hacer en Córdoba España, puedes darte un paseo para marcar los puntos a los que dedicar más tiempo la próxima vez. Córdoba tiene jardines y parques repartidos por toda la ciudad, algunos de los cuales cuentan con siglos de historia y otros modernos y recién construidos, donde pasan sus ratos de ocio en familia muchos cordobeses. Seguro que si preguntas a alguien del lugar, te recomienda alguno de ellos.

Por supuesto, también puedes dedicarte a caminar por el centro, sin rumbo. En cada esquina te espera una sorpresa que es más que seguro que te va a encantar.

Prueba a caminar por el puente romano y podrás tener unas vistas espectaculares de Córdoba, con el Arco del Triunfo o la catedral casi a la orilla del río.

 

Atractivos de Córdoba

 

Córdoba tiene tantos atractivos que puedes visitar una ciudad nueva cada vez que vengas. Puedes venir a relajarte por calles estrechas casi desiertas, salir de tapas y vivir el bullicio de una gran ciudad, disfrutar de la gastronomía típica de esta zona, rica en productos de la tierra y elaboraciones en las que parece que se ha cocinado el sol. También puedes vivir las glorias de la ciudad en cada una de sus épocas, desde los romanos hasta nuestro tiempo, pasando por la que sin duda fue la mejor etapa de la historia. Sus días como capital del califato de los omeya, que marcaron para siempre el destino de una de las ciudades más hermosas y misteriosas del mundo.

  • Contáctanos